¿Por qué?

HST¿Por qué tener un blog? Esa pregunta me la hice hace casi diez años. Y no me di ninguna respuesta.

Ahora ya no me pregunto. No tiene sentido consumir energía para nada. Así que hago o no hago, según me apetezca y las ganas que tenga de ocuparme. Pero no me pregunto.

Por eso, cuando me lanzaron un reto hace unos días opté por hacerme con un sitio digital con mi nombre y primer apellido. ¿Una muestra de egolatría? Bueno, la promoción del “yo” ha tomado un nuevo sentido en los tiempos de las redes sociales y el “internet de las personas”.

Sin embargo, el sentido de este sitio será el de contar historias sobre el mundo que me rodea. No sobre mi. Intentaré mirar alrededor, ver personas, situaciones, cosas y contarlas tal como las veo. O como creo verlas, mejor. Porque puede que nada de lo que yo crea sea cierto.

5 respuestas a «¿Por qué?»

  1. Julio,
    «No me pregunto» es lo mejor. Preguntarse es cuestionarse porque y para qué. Lo mejor es dar rienda suelta a hacer lo que nos apetece hacer, en lo que no podemos como excusa «no tengo tiempo» porque lo hacemos porque queremos (y para eso siempre tienes tiempo).
    Tener tu «headquater» para publicar lo que te apetece debería ser un «must». Las obligaciones son esclavas y rígidas, en cambio cuando lo haces porque quieres y te apecete… todo fluye.
    Adelante y… te sigo… leyendo.

    Mer
    @merbondal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.