Destrucción creativa: rómpelo, reconstrúyelo, hazlo mejor

Schumpeter fue el que difundió un concepto que no era suyo: la destrucción creativa. Que luego aprovecho Topol para aplicarlo a la medicina.

Pero ya Clayton Christensen había dicho que la medicina norteamericana estaba enferma. Y empeorando. Para él, la única opción es la innovación disruptiva mediante «herramientas de colaboración y cambio».

Mientras, Michael Porter se empeña en trabajar la estrategia y su propuesta para luchar contra la crisis de los costes de la asistencia sanitaria es centrar el sistema en el «valor»

Pues si recogemos esas tres grandes líneas y las mezclamos con los 5 grandes problemas de los sistemas sanitarios definidos por Sir Muir Gray:

1. Variación no deseada en resultados y calidad
2. Daño a los pacientes
3. Inequidad por el deficiente uso de los recursos
4. Desperdicio de los recursos sin maximizar el valor
5. Fracaso en la prevención de la enfermedad

Nos encontramos con la propuesta definitiva ante cualquier situación compleja:

Rómpelo
Reconstrúyelo
Y hazlo mejor

Esta es la propuesta de los hackers de la medicina del MIT.

Y ese es el reto que el Consorcio MVision ha tomado por segunda vez en Madrid.

Aprovechando las instalaciones del Instituto Internacional, una puerta abierta entre Madrid y Boston desde el siglo XIX, y con el apoyo de la Embajada de los Estados Unidos y del Departamento de Estado a través de American Space, durante dos días desarrollamos Hacking Medicine Madrid.

El hackathon fue una fiesta de juventud, diversidad y colaboración. Los tres ingredientes de la innovación. Viendo los «pitches» de los distintos grupos participantes llegué a una conclusión:

Los españoles no tenemos nada en nuestro genoma, ni en el epigenoma, ni en nuestro carácter, que nos impida cambiar el estado de las cosas para mejorarlo.

2 respuesta a “Destrucción creativa: rómpelo, reconstrúyelo, hazlo mejor”

  1. Ya que veo que nadie escribe voy a hacerlo yo. Voy a intentar que no sea una cursilada porque no estoy en mi mejor momento de ánimo pero…

    Hacking Medicine es libertad y creatividad. Lo cual no excluye la exigencia «you can do better» pero en una atmósfera que hace que las ideas salgan solas «you want it? ok go for it» Nada más. Sin juicios de valor. Compites, ganas o fracasas (mi caso fue el segundo) pero no pasa nada, no te van a señalar por ello. Haces amigos y sabes que lo podrás volver a intentar.

    Pero sobre todo lo más más importante es encontrar gente que se esfuerza por sacar lo mejor de lo que tú tienes, no en meter tu cabeza en la caja de lo que se supone que debes ser.

    Llevaba mucho tiempo sintiéndome «especial» y ahora empiezo a entender que lo importante de Hacking Medicine fue ver que no soy especial por ningún motivo.

    Bueno ya está
    Perdona Julio por apropiarme de tu blog
    Vuelvo a mi estrategia
    Saludos

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *